Cotiza tu asistencia al viajero
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Viajero, anota estos consejos para un mejor uso del protector solar

July 17, 2023
Recomendaciones

Si vas a la playa o a la montaña. Si estás en tu casa o recorriendo los jardines de Luxemburgo. Si viajas al exterior o simplemente decidiste a pasar un día de campo con amigos. SIEMPRE debes protegerte del sol. Y en esta nota te contamos cómo hacerlo en palabras de la doctora experta María Inés Hernández. (Médica Especialista en Dermatología. UBA.)

El verano tocó la puerta en algunas partes del globo y eso ya es motivo suficiente para que te contemos de los mejores usos y costumbres para el cuidado de tu piel. Pero recuerda: ¡debes cuidarte todo el año! No importa la estación del año, Protegerte está en tus manos, sigue leyendo:

1. ¿Cuál es la importancia de usar protector solar durante un viaje?

Es de suma importancia, ya que generalmente pasamos mucho tiempo al aire libre, y tenemos que proteger nuestra piel de los efectos nocivos de la radiación solar. Sabemos que la radiación UV es la principal causa de envejecimiento prematuro de la piel, quemaduras solares y cáncer de piel. Por lo tanto, el uso regular de protector solar de amplio espectro (protección UVA y UVB) ayuda a prevenir estos daños. 

Consejos:

  • Reaplicar el protector solar (especialmente en áreas expuestas como la cara, el cuello, escote, orejas, brazos y piernas) cada 2 horas en caso de exposiciones prolongadas. 
  • Usar protector incluso en días nublados
  • Complementar con ropa adecuada, sombreros y lentes de sol, que ayudan a disfrutar sanamente de las actividades al aire libre.  

2. ¿Qué ingredientes o componentes debo buscar al elegir un protector solar?

Es clave priorizar aquellos que indiquen principalmente 2 características: 

  1. Ser de "amplio espectro" (lo que significa que protegen de radiación UVB y UVA) 
  2. Que tengan un factor de protección solar (FPS) de al menos 30

A saber: 

  • Usuarios con pieles más sensibles pueden beneficiarse con la elección de filtros físicos o minerales, como el óxido de zinc y dióxido de titanio. 
  • Quienes realizan actividades acuáticas, recuerden quedarse con la opción de FPS resistentes al agua. 
  • Para bebés y niños, resaltamos la importancia de elegir aquellos especialmente recomendados, ya que algunos componentes son de elección para ese grupo etario, y minimizan las reacciones alérgicas.  

3. ¿Cuál es el factor de protección solar (FPS) recomendado?  

De al menos 30. Pero recordemos que cuanto más alto es el FPS, mayor será la protección frente al daño celular que puede sufrir nuestra piel por las radiaciones UV. Por lo tanto, idealmente, deberíamos usar un FPS de 50

Para una protección más amplia, optemos por protectores para UBV (la radiación responsable de quemaduras y cáncer de piel) y UVA (la radiación responsable principalmente del fotoenvejecimiento, y también de cáncer de piel). Frente a la presencia de alguna patología específica (melasma, cáncer de piel, enfermedades fotosensibles, entre otras) siempre se recomienda hablar con tu dermatólogo para cubrir las necesidades con el producto más adecuado.  

4. ¿Cuánto tiempo antes de la exposición al sol debe aplicarse el protector solar y cada cuánto tiempo debe reaplicarse?

  1. Primera aplicación: aplicar el protector solar al menos 15 a 30 minutos antes de exponerse al sol, para permitir la dispersión del producto en la piel que brinde una protección adecuada.
  2. Cantidad de protector: hay que aplicar una cantidad “generosa” de protector solar para obtener una cobertura adecuada. Los protocolos indican que deben usarse 2 mg/cm2, que, traducido a la práctica, sería el equivalente a aplicar alrededor de una cucharadita (5 ml) de producto para el rostro y al menos 30 ml para cubrir el cuerpo.  
  3. Reaplicación: Es muy importante volver a aplicar el protector solar cada dos horas, especialmente si estamos al aire libre, practicando deportes o expuestos al sol de manera continua. Otra instancia a la que hay que prestarle especial atención es a la reaplicación en caso de hacer alguna actividad acuática o cuando hay mucho sudor. En este caso, se recomienda volver a colocar el FPS incluso antes de las dos horas (cada 80 a 90 minutos).  

 5. ¿Es necesario usar protector solar incluso en días nublados o cuando estoy en la sombra?

¡Sí! Porque las nubes bloquean sólo una parte de la radiación solar - pueden filtrar entre un 20-80% de UVB según sus características. Y la sombra no proporciona una protección completa, porque los rayos UV se reflejan en superficies como el agua, arena, nieve, baldosas, y por lo tanto pueden llegar a nuestra piel, aunque estemos bajo un árbol o sombrilla.  

Por otro lado, la cantidad de UVB que llega a la Tierra depende de la estación del año y de la hora del día, además de las condiciones meteorológicas; pero la radiación UVA es menos sensible a estas variantes, por lo que se debe usar FPS durante todo el año. De hecho, los rayos UVA también pueden penetrar a través de los vidrios, así que también se recomienda FPS a quienes están varias horas expuestos, mientras manejan o trabajan, cerca de ventanas.

6. ¿Qué diferencias hay entre los protectores solares químicos y físicos y cuál es más adecuado para diferentes tipos de piel?

  • Los protectores solares físicos o minerales (también llamados cotidianamente “bloqueadores”) crean una barrera física en la superficie de la piel que refleja y dispersa los rayos UVB y UVA, sin permitir que los rayos penetren en la piel. Contienen ingredientes como óxido de zinc y dióxido de titanio. Estos son muy suaves y muy poco propensos a causar irritación, por lo que pueden recomendarse para cualquier tipo de piel. Formulaciones anteriores dejaban un residuo blanquecino, pero las nuevas tecnologías están logrando partículas más pequeñas que minimizan este efecto estético indeseado. También son una buena opción para niños y embarazadas por su seguridad y eficacia.  
  • Los protectores solares químicos están compuestos de sustancias que absorben los rayos UV y los convierten en calor. Estos componentes penetran en la piel y absorben los rayos UV para protegerla. Alguno de ellos como el tinosorb proporciona protección de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB, es efectivo y seguro.

Ambos tipos de protectores (físicos y químicos) cuentan con ejemplos eficaces y seguros que pueden utilizarse en todo tipo de piel.  

7. ¿Cómo puedo proteger adecuadamente mis labios y ojos del daño solar durante mi viaje?

  • Para los labios: usar un protector labial que contenga un factor de protección solar (FPS) de al menos 30. Al igual que en la piel, debemos aplicar el protector labial generosamente, y reaplicarlo con frecuencia, especialmente después de comer, beber o salir del agua. Se pueden buscar también, aquellos que contengan ingredientes hidratantes y/o antioxidantes para protegerlos de la sequedad causada por la exposición solar (como vitamina E, manteca de karité, manteca de cacao o aceite de coco, entre otros).  
  • Para los ojos: usar anteojos que tengan etiquetas de certificación UV. También pueden buscarse los lentes polarizados, que ayudan a reducir el resplandor especialmente en entornos con reflejos intensos, como la playa o la nieve.

Cabe recordar que la adecuada protección de labios y ojos debe ser parte de la rutina diaria, más allá de los viajes, incluso en días nublados.

8. ¿Qué otras medidas de protección solar se pueden tomar además del uso de protector solar?

  1. Buscar sombra: especialmente durante las horas pico de radiación solar, entre las 10 y las 16 hs. como árboles o sombrillas.  
  2. Usar sombrero de ala ancha, que suma protección adicional al rostro, orejas y cuello.
  3. Utilizar ropa de manga larga o pantalones largos para cubrir las áreas más expuestas de la piel, o usar indumentaria acorde con FPS
  4. Mantener una adecuada hidratación durante todo el periodo de exposición solar o de actividad al aire libre.  

Obviamente, estas medidas no reemplazan la necesidad de utilizar protector solar, sino que son complementarias. La combinación de todas estas medidas brinda una mejor protección contra los efectos dañinos de la radiación solar.

9. ¿Hay alguna precaución adicional en destinos acuáticos?

Para disfrutar saludablemente de destinos como playas, lagos o piletas, recomiendo:  

  1. Utilizar protector solar “resistente al agua” para garantizar una mayor duración de la protección.  
  2. Recordar aplicar el protector 20 a 30 minutos antes de ingresar al agua.
  3. Reaplicarlo con más frecuencia que la clásicamente recomendada; la exposición prolongada al agua puede disminuir la eficacia del protector solar, por lo que es importante volver a aplicarlo regularmente. 
  4. Reaplicar el protector al salir de agua o secarse la piel.  
  5. Prestar especial atención a las áreas más expuestas, como la cara, los hombros, el cuello y los brazos.  Recordar proteger los labios
  6. Puede sumarse el uso de remeras de manga larga, o ropa con protección solar como trajes de baño con UPF, remeras para natación o rash guards.  


10. ¿Hay alguna diferencia en la aplicación de protector solar en diferentes partes del cuerpo, como el rostro, el cuerpo y las extremidades?

Hay que ser cuidadosos y prestar atención durante la aplicación del protector para asegurarnos de aplicar una cantidad generosa, de lograr una distribución homogénea sin dejar partes con escaso protector, y esperar el tiempo necesario para una adecuada absorción de éste, en todas las partes del cuerpo por igual. 

Algunas recomendaciones especiales:  

  • En el rostro: podemos elegir distintas texturas que se adecuen a las necesidades y gustos de cada usuario, priorizando texturas humectantes y más “cremosas” para las pieles secas, no comedogénicas y más ligeras para pieles oleosas o pacientes en tratamiento para acné, con efecto seco para quienes prefieren las texturas muy suaves y "nude”, con y sin color, entre otras. Cabe resaltar la importancia de aplicar protector en los párpados, donde pueden usarse protectores formulados para piel sensible en crema, emulsión, o en barra para facilitar la aplicación, así como en los labios. ¡Recuerda proteger las orejas, cuello y la nuca!
  • Cuero cabelludo: aquellos pacientes con alopecia (con menor cantidad de pelo) deben cuidar el cuero cabelludo de las quemaduras solares. Para este sitio, se recomienda el uso de FPS en spray que facilita notoriamente su aplicación.  
  • Zonas pilosas del cuerpo: muchos pacientes se sienten más cómodos si en zonas con más vello como tronco, brazos o piernas, utilizan formatos en loción o spray.  
  • Recordar aplicar protector en dorso de manos y pies, codos, rodillas y tobillos para evitar quemaduras  

11. ¿Cuál es la mejor manera de eliminar el protector solar al final del día sin dañar mi piel?

Puede ser parte de la rutina diaria de cuidado. ¿Cómo? 

  • Retíralo con agua micelar, lociones o geles de limpieza. 
  • ¡Recuerda enjuagar con abundante agua para evitar residuos de protector!
  • Luego humecta tu piel para restaurar las funciones de barrera cutánea.  

¿Querés cotizar tu asistencia al viajero?

Contactate con nuestro equipo via Whatsapp

CLICK PARA CHATEAR

Artículos Relacionados

Cotiza ahora tu Asistencia al Viajero con PAX

COTIZAR AHORA